¿Qué es?

La biomecánica  es una disciplina científica que tiene estudia las estructuras mecánicas del cuerpo humano, es decir, el comportamiento del cuerpo humano en el movimiento y también trata de resolver los problemas derivados de las diversas condiciones a las que puede verse sometido. 

¿Qué se analiza?

  • Los movimientos del hombre en el proceso de ejercicios físicos.
  • Las acciones motoras del deportista como sistemas de movimientos activos recíprocamente relacionados.
  • Las causas mecánicas y biológicas de los movimientos y las particularidades de las acciones motoras que dependen de ellas en las diferentes condiciones.

¿Cuáles son sus finalidades?

  • Una mejor comprensión de las actividades y ejercicios deportivos para mejorar su rendimiento.
  • Desarrollar técnicas de entrenamiento. 
  • Diseñar complementos, materiales y equipamiento de altas prestaciones y 
  • Reducir la incidencia de lesiones.

¿Por qué de su importancia?

  • La investigación de las técnicas específicas del deporte para mejora la realización de dicha técnica, diseñar mejor el equipo deportivo, vestuario, con nuevos materiales, y de identificar las prácticas que predisponen a una lesión para prevenirlas. 
  • Dada la creciente complejidad de la formación y el desempeño en todos los niveles del deporte de competencia es habitual cada vez más que los atletas y entrenadores recurran a la investigación sobre la biomecánica de su deporte para una ventaja competitiva.

¿Cómo se lleva a cabo?

  • Los estudios biomecánicos se sirven de distintas técnicas para lograr sus objetivos, algunas de las más usuales son el análisis de movimientos en 3D basado en tecnología de vídeo digital. Una vez procesadas las imágenes capturadas, la aplicación proporciona información acerca del movimiento tridimensional de las personas o de los objetos en el espacio.
  • Los datos obtenidos de los estudios biomecánicos también son usados como base para la fabricación de material ortésico (plantillas, alzas, cuñas…).

 

BIOMECÁNICA DEL ATLETA

Un análisis pormenorizado de la biomecánica de la técnica de carrera nos puede permitir deducir aquellos aspectos relevantes que podríamos mejorar en el corredor para tratar de minimizar las cargas a las que se va a ver sometido, y de esa manera disminuir el riesgo de aparición de una lesión. Esto es así porque muchas veces los pies en posición estática pueden comportarse en forma totalmente distinta a cuando están en movimiento al desplazarse durante la carrera.

De aquí la importancia que la exploración de los pies de un atleta en movimiento (si es posible, corriendo), revisando además su historial de lesiones y analizando a su vez los desgastes, deformaciones y alteraciones del calzado deportivo usado, ya que las zapatillas usadas muestran en forma fidedigna lo que le ocurre a los tobillos y los pies del deportista durante la acción deportiva.

Existen dos fases principales durante el ciclo de la carrera, una de ellas la fase de apoyo (choque de talón, apoyo de medio pie, y despegue de talón) y otra la fase aérea .Esta primera es la más importante desde el punto de vista biomecánico debido a que va a ocasionar la mayor parte de lesiones en los corredores.

En la fase de apoyo de medio pie es aconsejable una cierta pronación para extender la energía del golpe del talón en el suelo. El defecto en esta pronación, por exceso o defecto, puede llegar a ocasionar lesiones en los miembros inferiores. De este modo nos podemos encontrar con tres tipos de corredores(as): 

PRONADOR: La característica del pie pronador consiste en un derrumbamiento del pie hacia la zona interna del mismo. Cuando corrés tus tobillos tienden a girar hacia dentro, es bastante común, de hecho es una amortiguación natural con la que se defiende el cuerpo.

La Pronación es un efecto fisiológico y necesario con el que el pie disipa parte de la carga que recibe en cada paso para adaptarse a las irregularidades del terreno, si no fuera por ese movimiento pronatorio nuestros pies sufrirían lesiones. Cuando esa pronación está aumentada por encima de los parámetros fisiológicos, en ese caso hablamos de corredor pronador.

Entre un 50 a 60 % de los corredores, padece sobrepronación.

 

NEUTRO: Significa que los tobillos no tienden a girar ni hacia el interior del pie,ni hacia el exterior cuando uno corre. El pie normal o fisiológico es aquel cuyo apoyo comienza por la parte externa del tobillo ejerciendo a continuación una discreta pronación por parte del mediopié y despegando el antepié entre el 1º y 2º metatarsiano. El apoyo medio del pie ha de corresponder al 1/3 total del ancho de la huella plantar. Aproximadamente un 40% de los corredores, tiene pie Neutro.

 

SUPINADOR: Entendemos por supinación el efecto contrario a la pronación, es decir cuando hay una ausencia o disminución del efecto pronatorio fisiológico, ofreciendo un apoyo por la parte externa del pie. Se trata de un pie muy estructurado y con poca movilidad con una bóveda plantar aumentada y el tobillo hacia fuera. Esta alteración es poco frecuente, aproximadamente el 10% del total de corredores son supinadores, y a menudo se confunde con el desgaste excesivo de la zona externa del talón. Los supinadores comprimen y desgastan sus zapatillas a todo lo largo de los bordes externos y no sólo en la zona del talón.